Obama recupera sus señas de identidad

Cuando abrí este blog me prometí a mí mismo que no se convertiría en uno más de los millones de blogs de la blogosfera que se dedican a analizar todos y cada uno de los gestos de Barack Obama. Pero a la tercera ha ido la vencida. Acabo de leer en el mundo.es el siguiente titular “Obama: Hoy firmo la Ley de Sanidad en nombre de mi madre” y no me he podido resistir.

De todos es conocido que la novedosa campaña electoral de Obama y su propia irrupción como candidato a las elecciones norteamericanas ha supuesto un antes y un después en las formas de entender la comunicación política. En todos los sentidos. No sólo porque muchos de sus dirigentes han entendido lo necesario que es tener una estrategia de comunicación; también porque su excelente uso de Internet y las redes sociales ha contribuido a que todos interioricemos cada vez más las enormes posibilidades que ofrece el mundo on line. Mucho se ha hablado sobre el uso de Internet como la principal seña de identida del fenómeno Obama, pero hay otro no menos importante: el storytelling. Obama es un experto en construir su propio relato. Todos conocemos hoy en día sus orígenes, hemos visto la famosa fotografía del presidente de pequeño en brazos de su madre, nos hemos emocionado con su relato, sus orígenes en Kenya, sus inicios laborales como trabajador social, la enfermedad de su abuela y su posterior fallecimiento en la víspera de las elecciones.

Un relato que convirtió a Obama en el máximo exponente de que alguien con unos orígenes humildes, procedente del continente más pobre y de raza negra puede llegar a ser presidente de la nación más poderosa del mundo. Este es el Barack Obama que todos conocíamos. Pero hete aquí que ganó las elecciones y la vorágine del Gobierno pareció devorar al Obama más ¿auténtico?. Nunca más se supo de mybarackobama.com, la herramienta on line que se convirtió en el gran motor del cambio y que tan buenos resultados le dio, como relata Toby Ziegler en su blog, y su discurso se institucionalizó hasta el punto de desprenderse de una gran parte del simbolismo que lo había caracterizado.

Obama pareció olvidarse de comunicar (y digo bien, comunicar, no informar) cuando accedió a la Casa Blanca y esto, entre otros muchos factores, le hizo perder muchos puntos en su valoración. Pero de sabios es rectificar, y hace ya algunos meses que el presidente de EEUU parece empeñado en recuperar sus señas de identidad. Recientemente volvió a reclutar a David Plouffe, el gurú que ideó Organizing for America para revitalizar esta plataforma, y ayer aprovechó su agonizante triunfo con la Ley de la Sanidad para recuperar su discurso más simbólico y rescatar sus señas de identidad y el relato que le convirtió en mito antes incluso de ser presidente de Estados Unidos: “Esto se lo dedico a mi madre”, tituló. Atención: Obama ha vuelto.

Anuncios

Acerca de rafalaza
Asesor en comunicación política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: