Revilla, el rey del infoentretenimiento

Estaba recopilando información sobre Miguel Angel Revilla para escribir este post cuando me topé de bruces con la siguiente noticia: ‘ El presidente de Cantabria colaborará cada mes en El programa de Ana Rosa’. Fue algo así como la puntilla, la confirmación definitiva de la atracción innata que ejerce el Presidente cántabro sobre los medios de comunicación y, en concreto, sobre el formato del infoentretenimiento.

Como señala Mas Consulting en su blog, infoentretenimiento es el formato capaz de informar y entretener al mismo tiempo. Se trata de programas tipo magazine o talk show, que suelen emitirse en prime time, en los que el espectador consume mensajes sencillos y directos, y demanda espectáculo.

El Presidente cántabro es un asiduo a este tipo de programas. La temporada pasada, sin ir más lejos, participaba regularmente en el Programa de Buenafuente, en La Sexta. Para un político es todo un regalo poder ser entrevistado en esos formatos, que cuentan con una audiencia muy elevada, pero para eso hay que saber darle al público lo que demanda. Y Miguel Ángel Revilla se lo da. Vaya si se lo da. Sus apariciones estelares son auténticos virales en youtube, e, incluso, han protagonizado noticias en los diarios de Cantabria de mayor tirada. Como cuando el programa cerró con Revilla cantando con el público al alimón el himno de Cantabria.

El idilio de Revilla con los medios de comunicación no es casual. Su poder de atracción mediática tiene mucho que ver con el carisma y el liderazgo y con el eterno debate que los rodea: ¿El líder nace o se hace? Como en todo, hay opiniones para todos los gustos, y una posición de equilibrio entre ambas corrientes nos llevaría a pensar que hay que tener ciertas actitudes naturales para ser carismático pero que, a partir de ahí, existen técnicas de comunicación que nos ayudan a potenciar el liderazgo. El líder nace pero hay que modelarlo. Y, a juzgar por sus apariciones en los medios de comunicación, Revilla es muy consciente de ello. La rueda de prensa más inocente se convierte en toda una lección de telegenia.

El Presidente cántabro exhibe una gran habilidad para traspasar el ámbito local en sus intervenciones y llegar al nacional. ¿Cómo lo hace? Aprovechando el momentum y dándoles a los periodistas la anécdota que buscaban, la imagen curiosa del día. Para la posteridad ha quedado la visita de Revilla a La Moncloa en taxi, las anchoas con que obsequió a Zapatero, o cómo besó la bandera de España en presencia del Presidente del Gobierno en medio de una lluvia de flashes.

Pero, al margen de su innegable capacidad para reclamar la atención de los medios de comunicación, la participación en programas tipo talk show, o de conseguir más o menos metros cuadrados en las páginas de los diarios, lo mejor que hace Revilla es utilizar sus intervenciones para contarnos su historia. En tiempos en los que el infroentretenimiento ha hecho que la política sea cada vez más personalista, Revilla ha conseguido construir su propia historia, y lo más importante, ha logrado una historia creíble. El presidente cántabro utiliza técnicas como el storytelling mucho antes de que se supiera de su existencia.

Para lograr el liderazgo, resulta fundamental la credibilidad e identificación con la gente, y, filias y fobias políticas aparte,  Revilla las consigue, ambas por igual. Es un presidente cercano, que habla el lenguaje del pueblo llano, que allá donde va habla de su región, Cantabria, y lo hace con pasión. Y eso llega a la gente.

Consciente de que el receptor se queda con tres o cuatro pinceladas de lo que consume en los medios de comunicación, el Presidente cántabro ha logrado encajar tres o cuatro atributos personales en sus apariciones en los mass media que forman ya parte de su ADN político. Si preguntarámos a un seguidor del programa de Buenafuente quién y cómo es Revilla, es muy probable que nos dijera algo así: “Es el Presidente de Cantabria, un tío muy campechano, simpático, que siempre está promocionando los productos de su tierra y que habla sin pelos en la lengua. Fue a ver a Zapatero en taxi y le llevó anchoas. Un tipo muy normal”.

Se trata de 3 ó 4 atributos personales que, gracias a las innumerables anécdotas que cuenta y situaciones que ha protagonizado en la pequeña pantalla, se han quedado en el subconsciente colectivo del espectador. En cambio, si preguntáramos a ese mismo espectador a qué partido político pertenece Revilla es muy probable que dudara o, simplemente, no supiera responder.

Veamos cómo comunica Revilla. Hay técnicas de comunicación forjadas en la formación a portavoces como la telegenia que enseñan, entre otras herramientas, a elevar la anécdota a categoría, a persuadir, empatizar con el público o a hacerse dueño del mensaje y del escenario.

He elegido este video como ejemplo del buen uso de algunas de estas técnicas por parte del Presidente de Cantabria. En él Revilla aprovecha una pregunta de Buenafuente sobre el precio de la leche para ensalzar la calidad de los lácteos cántabros:

Revilla ha logrado además algo muy difícil de conseguir en política: su marca personal ha superado a su marca política. En la última encuesta del CIS más valoración, el presidente autonómico más valorado mientras que su partido pierde puntos.

Anuncios

Acerca de rafalaza
Asesor en comunicación política.

One Response to Revilla, el rey del infoentretenimiento

  1. Pingback: “Alberto, mírame a los ojos: ¿Tú te has dopado?” « Campaña permanente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: